Un hombre afortunado.

Llevaba un hacha en la mano, vestía el uniforme de trabajo de todos los días, pantalones de mezclilla, zapatos negros y una camisa con el logo de la empresa estampado en el bolsillo de enfrente junto a su nombre y su puesto: “Director General”. Se había despertado a la misma hora de siempre, con el…

Desenlance.

Esa noche de regreso a casa, después de cenar, Alberto sintió un deseo incontrolable de hacerle el amor a su mujer. Al bajar del auto y justo al cruzar el umbral de la puerta comenzó a besarla desaforadamente, a tomarla entre sus brazos y colmarla de caricias que le recordaban a Sofía. Estaba ebrio de…

Terapeuta.

Maria entró al edificio quince minutos antes. El calor del verano comenzaba a ser sofocante, por lo cual estar dentro de una sala con aire acondicionado era un alivio. Había tomado el tiempo necesario para llegar puntual. Salió de su casa y de manera enérgica caminó durante veinte minutos. De forma determinante había llegado hasta…

Diagnóstico.

Sam no estaba seguro de si era una señal maravillosa o el presagio de un desastre, pero sí sabía que su concepción de la realidad había experimentado una extraña metamorfosis. Desde que era niño tenía una imaginación desbordante e intransigeante. Tomaba sus figuras de acción y juguetes y les creaba diferentes personalidades en situaciones distintas.…

Sobre la búsqueda.

La insoportable levedad del ser, de Milan Kundera, me llevó al reencuentro conmigo mismo. Después de un periodo donde mis lecturas me conducían a libros y escritores más complejos; donde mi gusto se veía modificado y a su vez más refinado sobre a lo que la literatura aspira a ser -un arte por sí misma.…