Ultima carta.

El día se ha nublado. El cielo, ahora gris, presagia una tormenta. Al igual que siempre después de la tempestad llega la calma, mi deseo por tenerte devuelta se desvanece en las débiles columnas de la esperanza. Ahora puedo pensar de una manera más lógica, más razonable, a pesar de que todavía existe en mí…

La isla.

Lo admito, muchas veces la tarea de escribir se vuelve eso, una tarea, una obligación y eso no provoca verdaderamente placer. Escribir debería provocar un placer desmedido, teclear cada letra debería llevarnos a un paso más cerca del clímax, donde todos los sentidos se vuelven uno solo y la muerte deja de importarnos porque nos…

Ojalá

Ojalá el amor no se hubiera acabado y pudiéramos seguir dándole vida juntos. Seguir acariciando los recuerdos de la misma manera en que nuestras manos se unían para caminar juntos. Ojalá fuéramos nosotros y no sólo tú, y no sólo yo. Continuar con los sueños irrealizables que ahora pertenecen a un tiempo ajeno que se…

El olvido.

Hace mucho que no hablo contigo. Hace tanto que no te escribo, y no es que sea tanto el tiempo cuando en realidad solo han pasado unos cuantos días, sin embargo, tampoco es poco. Sabemos que el tiempo trae consigo el olvido, y la frecuencia con la que nos dábamos el uno al otro se…