Una lata.

Martha y yo nos compramos una lata de conservas esta tarde en el supermercado. La compramos porque la lata, sí, una simple lata de chicharos nos vio pasar por el pasillo de las conservas. Sí, sabemos que las cosas por sí solas no tienen vida propia, pero consideramos que esta lata, con chicharos o algo…

La página en blanco.

Las ansias de escribir llegan como la luz del sol que por las mañanas atraviesa la tenue transparencia de las cortinas de mi habitación. El deseo de escribir me cubre como el viento que exhala la noche, indicando que la lucha pírrica contra la oscuridad ha terminado y que el día ha resultado -como siempre-…

Sobre José Revueltas.

Los prisioneros fueron llevados en vagones con aroma de agua, a las Islas Marías. Revueltas se enfoca en sus miedos, en sus hondos pensamientos, incesantes ante la realidad estremecedora. Gallegos es un asesino, o al menos eso se describe un poco, además de mezclar su infernal identidad con la de un periodista. ¿Acaso Revueltas se…

Un viaje.

Aquella noche no dormí, la angustia y la incertidumbre no hacían más que sumirme en un estado de desconcierto y total desamparo. Sí, había tomado la decisión de abandonar todo de un momento a otro, pero recaí en la duda, y el tiempo y la soledad no fueron los mejores consejeros. Mi llegada al aeropuerto…

La ausencia del asombro.

Entre libros me sumerjo en lo que ya no me es ajeno. Esta habitación rodeada de palabras impresas en papel de páginas infinitas. Cuatro paredes que encierran una compleja y enriquecida amalgama de instantes y personas. ¿cuántos poemas son suficientes para sentirse en casa? Una memoria que no se desgasta, un recordar preciso de lo…

Un final distinto.

Los días han pasado y aún no calma mis ansias por saber si lo de esa noche con Petit Bob y Violeta fue real o fue meramente un sueño provocado, a todas luces por el vino que bebí en casa de Mónica. Lo repaso en mi mente, y lo repito entre sueños. Siempre imagino cosas…

La fragilidad.

Aquí estoy de nuevo en esta tarea interminable -como la vida, mientras dura- de escribirle al tiempo. Y digo de escribirle al tiempo porque lo hago para el porvenir, en un tiempo presente que al final se convierte en pasado. Escribo para lidiar con la frustración, para no sentir que la vida pasa sin sentido.…

Renuncia.

La vida está hecha de decisiones, su importancia es solamente mesurable cuando el tiempo ha pasado. Podemos afirmar que el destino no existe y que ante él se antepone el libre albedrio, sin embargo, ni siquiera es así. Nuestras ideas no vienen de nosotros, no son nuestras y mucho menos las decisiones que tomamos en…

Una idea.

No tengo la más remota idea de lo que quiero escribir, mas un impulso primitivo me obliga a hacerlo. Los días de no hacer nada se me han terminado, pues tres actividades al día, hasta ahora, se han convertido en obsesión. Me despierto tranquilamente para justo horas después, alarmadamente, darme cuenta de que el día…

Ultima carta.

El día se ha nublado. El cielo, ahora gris, presagia una tormenta. Al igual que siempre después de la tempestad llega la calma, mi deseo por tenerte devuelta se desvanece en las débiles columnas de la esperanza. Ahora puedo pensar de una manera más lógica, más razonable, a pesar de que todavía existe en mí…