Fragmentos de un lector tiene como simple objetivo la escritura. Escribir para vivir, para creer que la vida no pasa en vano, para deja huella de los fragmentos de los que se compone nuestra identidad literaria.