Una lata.

Martha y yo nos compramos una lata de conservas esta tarde en el supermercado. La compramos porque la lata, sí, una simple lata de chicharos nos vio pasar por el pasillo de las conservas. Sí, sabemos que las cosas por sí solas no tienen vida propia, pero consideramos que esta lata, con chicharos o algo…