Últimas tardes.

¿Recuerdas el gran árbol frente a mi ventana? Pues éste ya se ha vestido de un verde intenso, y esta tarde el viento -como no pocas veces- lo ha hecho bailar con una música de ramas crujientes y hojas parpadeantes. Los dos meses que ha tomado tu carta en llegarme me hacen pensar que el [...]