Fin a la cordura

Sábado Hola, ¿vives? No veo nada, no quiero encender la luz por miedo a dejarte ciega. Escucho que todavía respiras. No te has ido. Me doy cuenta de que el guardia de tu celda no se ha dejado chantajear por tu belleza que parece apagarse cada día, y que ha cumplido de manera fiel la [...]

Desenlance.

Esa noche de regreso a casa, después de cenar, Alberto sintió un deseo incontrolable de hacerle el amor a su mujer. Al bajar del auto y justo al cruzar el umbral de la puerta comenzó a besarla desaforadamente, a tomarla entre sus brazos y colmarla de caricias que le recordaban a Sofía. Estaba ebrio de [...]