Contraste.

Limpiaba la casa con esmero. Y mientras lo hacia se fijaba en los detalles que muchas veces dejaba de lado. Ordenaba y limpiaba a la vez, imaginando cómo podría darle otro acomodo a los muebles, a los libros, la mesa del comedor o la alfombra. Podía ver todo en perfecto orden, impecable, con la luz [...]

Anuncios