El gato.

Al gato lo tengo metido en el subconsciente. Tal parece que esa inofensiva y afable bola de pelos, que duerme siempre apacible aquí y allá, es en realidad un ser maligno que como venganza destroza el apartamento tanto en mis sueños como en la realidad. Esta vez, durante una siesta involuntaria al medio día, lo [...]

Bengala.

Estoy al borde de la locura, aunque nunca me he considerado la persona más cuerda. Podría llamarlo el nacimiento de otro yo: un ser desquiciado, intolerante e insensible. Nada que ver conmigo, con lo que en realidad creo ser. Eso creo. Todo comenzó con la llegada de un ente extraño al apartamento. No puedo decir que [...]