La fragilidad.

Aquí estoy de nuevo en esta tarea interminable -como la vida, mientras dura- de escribirle al tiempo. Y digo de escribirle al tiempo porque lo hago para el porvenir, en un tiempo presente que al final se convierte en pasado. Escribo para lidiar con la frustración, para no sentir que la vida pasa sin sentido. [...]