Ya no la tengo.

Ya no la tengo, ya no está en mi vida y con su partida una parte de mí ha muerto. Ella no era para mí, y los sueños me lo decían. La constante falta de romanticismo me lo decía a gritos, pero yo no quería escuchar su sabia voz. El amor desaforado se nos quedó…

La noche.

La noche en Lyon no es una noche cualquiera. No pasa lo mismo que en aquellas noches donde la oscuridad absorbe todo a su paso con la puesta de sol. Aquí la noche, cuando el sol se oculta, hace nacer mil luces que mantienen la ciudad despierta, con vida, aunque la mayor parte de los…